Venezuela, un miércoles antes de las elecciones del domingo

Por Luis Beatón.
Caracas, 16 may (PL) Cinco días separan hoy a los venezolanos de unas nuevas elecciones, la cita comicial número 24 de los últimos 19 años, todo un récord de ejercicio democrático implantado por el chavismo y las fuerzas de izquierda.
En esta oportunidad se escogerá al presidente de la República y a los miembros de los consejos legislativos y, pese a críticas, se espera la presencia numerosa de observadores y acompañantes internacionales, que, según autoridades, deben arribar hoy.

Pero esta presencia para echar una mirada al ejercicio en las urnas no significa que se permita la injerencia extranjera, según comentó este martes, la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena.

'El Consejo Nacional Electoral no acepta y no permitirá groseras injerencias extranjeras que pretenden condicionar supuestos cocimientos y mucho menos suspensión de elecciones en Venezuela', dijo la funcionaria.

Cuando los votantes acudan a las urnas el 20 de mayo fijarán un récord difícil de igualar pero, además, reafirmarán criterios de diversos especialistas, al asegurar que estas son las elecciones más auditadas, transparentes, y a la vez, las más atacadas del mundo, sostienen las autoridades.

Cada ejercicio es sometido a exhaustivas revisiones antes, durante y después de cada elección, por técnicos del CNE y de los partidos políticos.

No obstante, siempre hay quien se apresura a cantar la existencia adelantada de fraude, el argumento usado por sectores opositores, externos e internos, para tratar de restar legitimidad a la decisión del 'pueblo de Bolívar'.

'Los venezolanos resolveremos entre nosotros mismos nuestras diferencias y nos corresponde exclusivamente a nosotros la evaluación de nuestro evento electoral que será reconocido por todos', afirmó Lucena, a pocas jornadas de que se abra la votación.

Hoy el CNE recibirá a representantes de órganos comiciales de todo el mundo y a miembros de misiones electorales que acompañarán el proceso comicial. Es una forma de fortalecer el proceso y quitar argumentos a sus enemigos, empeñados en poner en dudas el respeto y transparencia del voto, argumentaron.

Estos que vienen a mirar la marcha del proceso, algo calificado como 'veeduría técnica' deben respetar los principios de 'supremacía constitucional, legalidad, soberanía, integridad e inviolabilidad territorial, autodeterminación de los pueblos, no injerencia, imparcialidad, transparencia y respeto a las normas y autoridades electorales'.

Así lo afirma el Reglamento de la Ley Orgánica de Procesos Electorales del país, por lo tanto difícilmente el CNE acepte y permita injerencias extranjeras que pretenden condicionar el desarrollo de la jornada, y mucho menos la suspensión de elecciones en Venezuela, subrayó este martes Lucena.

A lo interno, también se ajustó la observación nacional electoral en la que participan organizaciones de carácter civil, domiciliadas en Venezuela y debidamente constituidas.

Los observadores nacionales tienen como propósito presenciar de manera imparcial e independiente el desarrollo de los procesos electorales, lo que representa otro mecanismo para brindar confianza a cada votación en Venezuela.

Fuera de esto quedaron un puñado de las llamadas 'organizaciones no gubernamentales', algunas de aquellas que entre 2002 y 2012 crearon la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) y la Fundación Nacional para la Democracia (NED), con una inversión de más de 100 millones de dólares con el objetivo de auspiciar a grupos de oposición y crear 300 nuevas entidades.

El tiempo transcurre, los venezolanos se aprestan a hacer historia este domingo.

oda/lb