Corrupción y proceso de paz, temas retadores en Colombia

Corrupción y proceso de paz, temas retadores en Colombia
Bogotá, 21 jul (Prensa Latina) La implementación del proceso de paz, los asesinatos de líderes sociales, los cultivos de uso ilícito y la corrupción, están entre los temas más complejos y retadores de la realidad colombiana.
El Gobierno y las bancadas de la oposición en el Congreso plantearon sus puntos al respecto durante la instalación la víspera del nuevo año legislativo en este país.

En un discurso de más de una hora, el presidente colombiano, Iván Duque, hizo un balance de su gestión cuando restan pocos días para que cumpla un año en el poder.

Posteriormente, en 20 minutos el senador Jorge Robledo, del Polo Democrático Alternativo, ejerció el derecho de réplica en nombre de las bancadas de la oposición.

En estos 11 meses hemos ratificado el compromiso que tenemos con la construcción de una Colombia en paz con legalidad. Es momento de superar esa falsa separación entre amigos y enemigos de la paz, utilizado con fines electoreros, expresó Duque.

Recalcó que 'apoyaremos a quienes sigan el camino de la paz con legalidad y avancen en la reincorporación. Pero que no haya ninguna confusión: seremos implacables con la reincidencia, porque no aceptamos las burlas a nuestro Estado de derecho'.

Se equivoca en exceso el presidente Duque cuando se empecina en no cumplir, o hacerlo a medias y a regañadientes, las normas constitucionales y legales sobre el proceso de paz, señaló a su turno Robledo.

Y más cuando maniobra para desacreditarlo por los actos de los pocos que no han cumplido, en vez juzgarlo por los actos de los muchos que sí lo han hecho y por el resultado demostrado hasta la saciedad de que sí se redujo en grande la violencia en el país, agregó.

Sobre los frecuentes asesinatos de líderes sociales, el mandatario manifestó que 'así como rechazamos la corrupción, repudiamos los asesinatos de los líderes sociales'.

Hemos reducido el 35 por ciento de las muertes de líderes sociales en lo corrido del Gobierno, apuntó sobre esa problemática en un país donde, según cifras divulgadas, matan un líder social cada dos días.

Por su parte, Robledo reiteró la necesidad de que con dedicación y urgencia, logremos que cesen los asesinatos de los líderes sociales, y de los colombianos de cualquier condición.

Salgamos por tanto todos y todas a marchar este 26 de julio contra el asesinato como manera de tramitar las diferencias entre los colombianos, dijo en referencia a una convocatoria lanzada a finales de junio para movilizarse ese día por la vida y sobre la cual Duque no se pronunció en su intervención.

Acerca del flagelo del narcotráfico, el presidente expresó que 'nos comprometemos a mantener distintas herramientas que hoy empleamos en lucha antidrogas, y cumpliremos con requisitos sociales y ambientales. De igual forma acatamos decisión de Corte Constitucional de aclarar las condiciones para aspersión aérea de cultivos ilícitos'.

'Agradecemos la posibilidad de contar con una potente herramienta en este esfuerzo contra el narcotráfico y cumpliremos con los requisitos ambientales y sociales necesarios', apuntó en clara alusión al empleo del polémico herbicida conocido como glifosato.

A juicio de la oposición, el presidente 'se equivoca también cuando exacerba al país con la fumigación con glifosato, cuyos efectos dañinos son reconocidos en todo el mundo, y más porque dice o insinúa que así se acabará con el flagelo del narcotráfico'.

Al referirse al tema de la corrupción, Duque manifestó que 'somos conscientes que el combate contra los corruptos es una tarea de todos los días donde no nos podemos dar el lujo de detenernos'.

'Por eso hoy radicaremos ante el Congreso un nuevo proyecto anticorrupción, concertado con la Fiscalía y las distintas fuerzas políticas', agregó.

Entretanto, el senador señaló que el presidente Duque le facilitó a su partido atacar la consulta anticorrupción (del año 2018) y, 'una vez que cerca de 12 millones de colombianos la respaldamos en las urnas, hizo el ademán de respaldarla, pero en realidad no puso el peso de su poder para hacer que las fuerzas políticas que lo eligieron la aprobaran en el Congreso'.

acl/mfb