Música cubana calienta frío clima de Bolivia

Música cubana calienta frío clima de Bolivia
Foto: Wendy Ugarte
La Paz, 21 jul (Prensa Latina) La picardía propia de la guaracha y el son ejecutados por el cubano Tony Ávila subieron este fin de semana las bajas temperaturas que oscilan hoy en La Paz, ubicándolo entre los favoritos del público boliviano.
Tal rasgo le otorga al artista un temple emanado solo del Caribe, pero que al irrumpir en esta urbe en medio del frío de la época, el clima sube de nivel.

En entrevista con Prensa Latina, Ávila agradeció al Ministerio de la Presidencia la invitación que responde a una gira por este país para unir lazos culturales.

Hay dos cosas: una, nuestro estreno en Bolivia, y la otra, estamos aquí por un llamado del ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, quien nos propuso regresar, pues las presentaciones gustaron, indicó emocionado.

Visitamos Santa Cruz, Potosí y Sucre, y ahora La Paz, adonde creo que regresaremos para regalarle a Bolivia una sazón musical diferente con el nuevo disco, comentó.

La universalidad de la música permite encerrar todo en una misma producción, por eso el venidero álbum define una línea sinfónica, sin apartar nuestra esencia, dijo.

Dicharachero natural, este autor no deja de renovar en sus andanzas por el arte y experimenta lucir trovas, muchas de ellas, engavetadas hacía tiempo.

Estoy feliz porque la nueva placa está respaldada por melodías nacidas con ella, precisó; por otro lado, contamos invitados de lujo, como Beatriz Márquez, desconocida quizás para los bolivianos, pero orgullo para Cuba por su privilegiada voz.

Dentro de esta discografía también estarán músicos de la insigne orquesta cubana Los Van Van, aunque sin desdeñar la tentativa de filosofar con las letras, agregó.

Se trata de un disco bastante tranquilo diría yo, formado básicamente por canciones, más, se mueve igual, con cubanía, con ADN sonero, detalló.

Habló sobre la intención de trabajar con figuras de renombre internacional, como el Rey del merengue, Johnny Ventura.

El dominicano estará en nuestra isla en octubre, pero lamento no coincidir con este maestro en la fecha prevista, sin embargo, tenemos proyectos juntos.

Con Sergio Vargas, gran amigo, hay ideas que concretar, surgidas cuando visitó La Habana hace justo dos años -julio de 2017-, y donde compartimos escenario, narró.

Ávila nos adelantó un posible dúo con Gilberto Santa Rosa, El Caballero de la Salsa, y de lo que puede hacer la música cuando de entrarle con corazón se trata.

Ya accedió, solo falta escoger el tema, grabarlo y darlo a conocer, concluyó.

acl/dpm/gdc