Califican de turbulencia política situación de oposición en Bolivia

Califican de turbulencia política situación de oposición en Bolivia
La Paz, 21 jul (Prensa Latina) La oposición de Bolivia sufre fisuras a lo interno de sus partidos, situación que se podría calificar de turbulencia política, aseguró hoy el especialista en estos temas, Marcelo Arequipa, en declaraciones al programa Polémica, de Bolivia TV.
Doctor en Ciencias Políticas, Arequipa señaló la incapacidad de los partidos opositores de mostrar fortaleza, disciplina y un mensaje concreto a la población con vista a las elecciones generales del 20 de octubre.

'Su agenda está supeditada a lo que hacen actores externos a los partidos políticos, por ejemplo, se suman a las acciones de los comités cívicos y no proponen algo concreto para tomar la agenda pública', explicó.

Los candidatos presidenciales Carlos Mesa, de Comunidad Ciudadana (CC); Ã'scar Ortiz, de Bolivia dice No, y Víctor Hugo Cárdenas, de Unidad Cívica Solidaridad, entre otros, encabezaron la convocatoria del Comité Cívico Pro Santa Cruz a un paro de 24 hora el 9 de julio en ese departamento.

Organizaciones sociales rechazaron el paro al considerar que esa acción y movilizaciones similares, realizadas el mes pasado por el Comité de Defensa de la Democracia, buscan desprestigiar a los integrantes del Tribunal Supremo Electoral y boicotear las elecciones generales.

Según expresaron, esas acciones buscan suspender los comicios generales ante la falta por parte de la oposición de un programa de Gobierno que ofrecer a los bolivianos.

Por otro lado, Marcelo Arequipa se refirió a las renuncias de representantes de partidos opositores, como el candidato a la Presidencia por el Partido Demócrata Cristiano, Jaime Paz Zamora; el candidato a la vicepresidencia por la alianza Bolivia dijo No, Edwin Rodríguez, y Diego Ayo, portavoz del candidato presidencial Carlos Mesa.

Estas renuncias manifiestan la debilidad interna de organizaciones sociales no constituidas en partidos todavía, afirmó recientemente el ministro de la Presidencia de Bolivia, Juan Ramón Quintana.

La autoridad precisó que esas agrupaciones representan la suma de voluntades políticas de determinados sectores, pero sin expresarse como partidos o estructuras políticas sólidas y democráticas.

Aseguró que el pueblo necesita una fuerza política con capacidad para dirigir, como también autoridades que tengan convicción, militancia, solidez y un programa estratégico para el desarrollo de la sociedad boliviana.

agp/rbp