Comisión de diputados brasileños discutirá reforma de jubilaciones

Comisión de diputados brasileños discutirá reforma de jubilaciones
Brasilia, 15 abr (Prensa Latina) La Comisión de Constitución y Justicia (CCJ) de la Cámara de Diputados de Brasil discutirá hoy la propuesta de reforma del sistema de jubilaciones, impulsada por el presidente Jair Bolsonaro y fuertemente criticada por casi todos los sectores.
Fuentes legislativas indicaron que, pese a que está en agenda tal reunión, diputados del llamado Centrão (de partidos políticos que no poseen una orientación ideológica específica, pero generalmente de inclinación conservadora) tratan de posponer el debate.

Incómodos por la falta de diálogo, varios parlamentarios defienden que, antes de analizar la reforma de la Previdencia, la CCJ debata la proposición que aumenta el porcentaje de gastos obligatorios del Gobierno.

La denominada Propuesta de Enmienda a la Constitución (PEC) del Presupuesto ya fue aprobada por la Cámara una vez, pero retornó para un nuevo análisis porque fue alterada en el Senado.

Realmente invertir la pauta de la CCJ significa retrasar la tramitación de la cuestionada reforma de la Previdencia. La semana del Congreso debe ser más corta por el feriado de Pascua.

El relator de la reforma, Marcelo Freitas, presentó la semana pasada un dictamen favorable a la propuesta, que ahora necesita ser votado en la comisión.

Freitas, del Partido Social Liberal (PSL), plataforma electoral de Bolsonaro, defendió la propuesta y refutó que la iniciativa transgreda o excluya derechos constitucionales de los trabajadores.

Para Bolsonaro, con la reforma se activará la luz verde para que el país comience a funcionar por la confianza de los inversores.

Según el Gobierno, con la modificación se ahorrará un billón de reales (cerca de 270 mil millones de dólares) en los próximos 10 años.

Como principal punto criticado en la reforma asoma la creación de un nuevo sistema de previsión, basado en la capitalización, como en Chile, y el establecimiento de una edad mínima para jubilación de 65 años para hombres y 62 para mujeres (actual 60 y 55), al final de un período de transición de 12 calendarios.

De acuerdo con el investigador Marcelo Manzano, del Centro de Estudios Sindicales de Economía del Trabajo (Cesit) de la Universidad Estatal de Campina (Unicamp), en Sao Paulo, tal premisa de que el proyecto en el régimen de jubilaciones, como está presentado, salvará la economía 'resulta una tontería' y tendrá efecto inverso, al aumentar el desempleo y la desigualdad social.

El desempeño de la economía brasileña será funesto, con una media de 450 mil nuevos desempleados al año, si se aprueba la reforma de la Previdencia, alertó el reconocido economista.

oda/ocs