China rechaza críticas de Turquía a tratamiento de musulmanes uigures

China rechaza críticas de Turquía a tratamiento de musulmanes uigures
Beijing, 11 feb (PL) China rechazó hoy las críticas de Turquía sobre el trato que reciben los musulmanes de la región autónoma Uygur de Xinjiang (noreste) y negó la supuesta muerte de un individuo de dicha etnia en prisión.
Hua Chunying, vocera del Ministerio de Relaciones Exteriores, dijo en rueda de prensa que su Gobierno presentó una queja ante la representación de Ankara y lo llamó a retractarse de esas acusaciones, las cuales calificó de 'mentiras absurdas'.

Mencionó un video transmitido ayer donde se veía al poeta Abdurehim Heyit vivo y en perfecto estado de salud, tras considerar erróneas y viles las declaraciones que aseguran lo contrario emitidas este sábado por la Cancillería turca.

Aparte de Hua, la embajada china en el país euroasiático expresó oposición a las críticas sobre el tema y al programa antiterrorista desarrollado en Xinjiang.

'Esperamos que el lado turco comprenda correctamente los esfuerzos realizados por China para implementar legalmente medidas de combate al terrorismo y el extremismo, retire esta falsa acusación y tome medidas para eliminar sus dañinos efectos', apuntó.

En reiteradas ocasiones, las autoridades de Beijing defendieron los programas educativos desarrollados en centros de Xinjiang -con fuerte presencia de musulmanes- para instruir en el dominio del idioma, conocimiento legal y técnicas profesionales a individuos instigados, vinculados, coaccionados y atraídos por actividades terroristas y extremistas.

Sin embargo, medios occidentales de prensa en los últimos tiempos divulgan materiales donde critican la apertura y funcionamiento de dichas instalaciones.

A mediados de noviembre pasado, la Oficina de Información del Consejo de Estado (Gabinete) aseguró que protege y fomenta el desarrollo cultural de las distintas etnias que conviven en la región autónoma desde épocas remotas.

De acuerdo con el denominado libro blanco, desde la fundación del país como República en 1949 se otorgó gran importancia a documentar y conservar las tradiciones y costumbres de esos grupos poblacionales, así como su transmisión de una generación a otra.

'El gobierno chino ha fortalecido la transformación creativa y el desarrollo innovador, animado a estos grupos étnicos a aprender las lenguas hablada y escrita de otros, impulsado los intercambios y la integración, respetado su libertad religiosa y trabajado para desarrollar sus sectores culturales', indicó.

El texto también citó los esfuerzos por modernizar esas culturas nativas, estrechar los contactos con países extranjeros y fomentar su confianza mientras se estimula el aprendizaje mutuo entre ellos.

tgj/ymr