Persiste emergencia ambiental en Colombia por sequía del río Cauca

Persiste emergencia ambiental en Colombia por sequía del río Cauca
Bogotá, 11 feb (PL) Pese a la puesta en marcha del vertedero de la represa de Hidroituango en Colombia, continúa hoy la emergencia ambiental y social en las comunidades que habitan en la ribera del río Cauca.
Según alertó en las últimas horas el Defensor del Pueblo, Carlos Negret, el desastre ecológico provocado por el cierre de compuertas del embalse ha vulnerado gravemente los derechos humanos de las poblaciones ribereñas.

El pasado 16 de enero Empresas Públicas de Medellín (EPM) cerró la compuerta número dos de captación de agua del proyecto hidroeléctrico Ituango, lo cual generó un descenso notable del nivel del río Cauca.

Esa situación se vio agravada el 5 de febrero, al producirse la pérdida del caudal ecológico debido al cierre de la última compuerta.

EPM tomó la decisión de cerrar las compuertas al descubrirse una caverna en el macizo donde se asienta Hidroituango, el cual generaba una peligrosa presión de aire entre los túneles de la casa de máquinas.

La medida buscaba evitar un colapso de la casa de máquinas y represar el río para que comenzara a verter de manera controlada al llegar a su cota máxima, tal como sucedió el viernes último.

Sin embargo, durante días se interrumpió totalmente el paso de agua entre la presa y el río, el cual tiene 900 kilómetros y es el segundo más importante de Colombia, después del Magdalena.

El imponente río quedó convertido en muchos lugares en pequeños arroyos, mientras se reportaba la muerte de decenas de miles de peces, creando una situación de emergencia sanitaria e infecciosa para los habitantes de los municipios ribereños.

También se afectaron cientos de miles de áreas de sembradíos de medianos y pequeños campesinos que quedaron sin agua para regar los cultivos.

En opinión de expertos, los daños ambientales y sociales causados por Hidroituango podrían durar muchos años.

agp/tpa