Líder de izquierda francesa denuncia guerra jurídica contra Lula

Líder de izquierda francesa denuncia guerra jurídica contra Lula
Brasilia, 11 ene (PL) El líder de la izquierda francesa, el político Jean Luc Mélenchon, denunció la práctica hoy de lawfare (guerra jurídica) contra el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, preso desde abril por supuestos actos de corrupción.
'En todos los países se utiliza ahora el lawfare para deshacerse de personas. Es lo que hicieron con Lula', posteó en la red social Twitter el excandidato presidencial galo, citado por el portal Brasil 247.

El líder del Movimiento Francia Insubmissa agregó que 'el juez (Sérgio Moro) que lo condenó ahora es Ministro de Jair Bolsonaro (nuevo presidente de Brasil)'.

Según eruditos, lawfare es el término anglosajón de reciente acuñación que se divide en law (ley) y warfare (guerra), el cual hace referencia a una guerra jurídica: el uso del sistema judicial para desacreditar a un adversario político.

En abril, Moro, quien en enero asumió como ministro de Justicia de Bolsonaro, condenó a Lula a 12 años y un mes de cárcel por posible corrupción pasiva y lavado de dinero.

De acuerdo con investigadores, el exmandatario fue culpable de admitir sobornos por 1,1 millones de dólares de la constructora OAS, una de las empresas involucradas en el megacaso de Petrobras.

Para el exmagistrado, Lula, como responsable de designar a los directivos superiores de Petrobras, tenía un notable papel en el esquema delictivo de la llamada operación Lava Jato (autolavados).

Esa red de corrupción propiciaba que grandes empresas nacionales convinieran para compartir los multimillonarios contratos de Petrobras, al sobornar a políticos y empleados de la compañía estatal.

Con el aparente pago, indicaron los investigadores, el exdirigente obrero modificó y amuebló un apartamento de tres pisos de lujo (triplex) en el área litoral de Guarujá, estado de Sao Paulo.

Bajo ese escenario, el exgobernante insistió en que era inocente de todas las acusaciones y remarcó su crítica a los jueces del Supremo Tribunal Federal.

Alertó que pretendían excluirlo de la contienda presidencial de octubre, como mismo ocurrió.

Los abogados de la defensa subrayaron que en las imputaciones contra su defendido se perciben muchas suposiciones, pero ninguna prueba concreta de su presunta participación en los hechos que se le atribuyen.

Desde el desde 4 de marzo de 2016, Lula es víctima directa de inculpaciones para destruir su trayectoria, construida en más de 40 años de vida pública, denunciaron.

Se espera que este año la Corte Suprema coloque en agenda nuevamente el análisis de un recurso de habeas corpus (suspendido a fines de noviembre) presentado por su defensa para poner en libertad al expresidente.

tgj/ocs