Acabar el bloqueo a Cuba, es justeza y justicia, afirman en Ecuador

Acabar el bloqueo a Cuba, es justeza y justicia, afirman en Ecuador
Por Sinay Céspedes Moreno
Quito, 11 oct (PL) Acabar con el bloqueo de Estados Unidos contra Cuba es un acto de justeza y de justicia, afirmó hoy en esta capital Pablo Guayasamín, miembro del Instituto Cultural Ecuatoriano-Cubano José Martí.
En entrevista con Prensa Latina, a propósito de la próxima votación de la resolución Necesidad de poner fin al bloqueo al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba, en el seno de las Naciones Unidas, el hijo del llamado Pintor de Iberoamérica, Oswaldo Guayasamín, consideró la práctica norteña como una atrocidad.

'Casi 60 años de un bloqueo criminal de parte de la potencia más grande, más fuerte del mundo, contra una isla que mantiene una bandera llena de honor y de ejemplo, para todos los países del mundo', aseguró.

En sus reflexiones, Pablo Guayasamín consideró como causas de tanto asedio, la solidaridad que emana de Cuba, su valentía y el hecho de sobreponerse a la principal potencia, apenas a 90 millas de distancia.

A su juicio, el gobierno y pueblo del país caribeño son dignos de aplausos y una muestra del camino a seguir contra 'un tiburón que intenta tragarse todo a su alrededor'.

En ese sentido, mencionó otros estados latinoamericanos víctimas de la intervención de Washington como Guatemala, donde Estados Unidos orquestó el derrocamiento del presidente Jacobo Arbenz en 1954, o Chile, con el golpe de estado a Salvador Allende, en 1973.

Por otra parte, recordó que la mayoría de los 193 miembros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), por 26 ocasiones consecutivas, se manifiesta contra el bloqueo y solo el territorio norteño, junto a Israel, apoyan esa política.

¿Cómo si existen tantos países en el planeta, en contra, no se le puede parar la mano a esta potencia imperialista, que sigue agrediendo militarmente, económicamente, con Radio Martí, de todas las formas posibles, a ese pueblo valeroso?, cuestionó.

Al respecto, sentenció que el mundo entero debía sancionar a Estados Unidos por esa intromisión directa y considerarse los amos, guardianes y cuidadores del mundo.

Guayasamín advirtió que durante el gobierno del presidente, Barack Obama, hubo ciertos avances en las relaciones entre Washington y la Habana, sin embargo, con el actual mandatario, Donald Trump, se ha retrocedido.

No entiendo hasta qué punto el mundo entero va a soportar esa insolencia. Es un hecho de justeza y justicia, reiteró e insistió en que Cuba es el país más solidario del mundo y se preocupa por la salud, la educación, los niños, en todo el planeta.

Para él, un ejemplo concreto es la ayuda desinteresada que los médicos cubanos ofrecieron dar, a través de la Brigada Henry Reeve, creada por el líder histórico de la revolución, Fidel Castro, a Nueva Orleans, ciudad estadounidense abatida por el huracán Katrina en 2005, la cual no fue aceptada por la Casa Blanca.

'Y así, Cuba está presente en cada rincón donde se necesite y ha formado miles de profesionales latinoamericanos y de otras regiones que nunca hubieran podido tener esa oportunidad de no ser por Cuba', aseveró.

También mencionó la ayuda de la Mayor de las Antillas en varias naciones para la recuperación de la vista y al respecto advirtió que en Ecuador, los médicos operan por dinero, sin embargo Cuba pone por delante la parte humana.

'No hay dinero que pague esa solidaridad del pueblo cubano. No hay otro ejemplo y eso es con el mundo entero', añadió.

Desde su perspectiva, por esas y otras numerosas razones, es imperativo reclamar a la primera potencia agresiva, que cambie su actitud.

'Aunque sabemos que con Trump no se conseguirá, eso no puede acallar nuestra voz de protesta frente a estas agresiones', enfatizó el hijo de Oswaldo Guayasamín, quien estuvo unido al archipiélago por un inmenso amor a su pueblo y respeto a sus líderes, en especial a Fidel Castro.

'Cuba es la dignidad, la valentía, el sacrificio, el humanismo, ejemplo, y el norte. Ojalá toda América sea Cuba y todos los países sean como Cuba', concluyó.

El venidero 31 de octubre, el territorio insular volverá a estar en la mira global, cuando la Asamblea General de la ONU vuelva a votar por la resolución propuesta por La Habana, que ha contado históricamente, con respaldo mayoritario.

mem/scm