Condenan en Yemen ataque saudí contra autobús de estudiantes

Condenan en Yemen ataque saudí contra autobús de estudiantes
Saná, 10 ago (PL) El Gobierno de Salvación Nacional de Yemen ratificó hoy su condena a la masacre cometida por aviones de combate de Arabia Saudita contra un autobús de estudiantes en la noroccidental provincia de Saada.
El ataque tuvo lugar la víspera, con saldo de 47 muertos y más de 70 heridos, según los últimos reportes de las instituciones sanitarias.

La coalición de agresión libró ataques deliberados contra civiles, especialmente niños y mujeres, en un descarado desafío a todas las convenciones internacionales, dijo el portavoz oficial del Gobierno de Salvación Nacional y ministro de Información, Abdulsalam Jaber.

Respaldados por Irán, el movimiento yemení Ansar Allah (hutí) mantiene desde fines de 2014 una guerra contra el gobierno del presidente Abd Rabbuh Mansur Hadi, apoyado desde 2015 por una poderosa alianza militar liderada por Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos.

Por su parte los rebeldes hutíes formaron en 2016 el Gobierno de Salvación Nacional, en conjunto con el partido del expresidente Ali Abdalá Saleh: Conferencia Popular.

Jaber reveló en su comunicado que las víctimas de las masacres de la coalición saudí contra el pueblo yemení sumaron más de 300 muertos y heridos solo en la semana pasada, lo que cae bajo los falsos lemas de derechos humanos propugnados por las Naciones Unidas.

No obstante, el funcionario llamó a las organizaciones internacionales de derechos humanos a condenar esos crímenes, que son puntos negros frente a la comunidad internacional.

Arabia Saudita no debería contar con la protección de Estados Unidos e Israel, y sí debería esperar una represalia. El precio de cada gota de sangre yemení derramada de un niño, una mujer, o un hombre es demasiado exorbitante, añadió el Ministro.

El pasado 4 de agosto, los hutíes anunciaron la voladura de un avión de reconocimiento perteneciente a la coalición saudí en el distrito al-Maslub, de la noroccidental gobernación de Jawf.

La nave fue derribada durante el seguimiento de las posiciones militares en el distrito de al-Maslub.

Unas 10 mil personas han muerto en el conflicto desde 2015, cuando Arabia Saudita y sus aliados se unieron a la lucha del gobierno de Yemen contra los hutíes; más de dos mil 200 de esas víctimas eran niños.

La guerra ha llevado al empobrecido país al borde de la hambruna, desencadenando en lo que según las Naciones Unidas es la peor crisis humanitaria del mundo.

tgj/nvo